¿ISO qué es? – Gestión Ambiental

el

Esta semana vamos a continuar con la saga ISO. El otro día dejamos un artículo pendiente, pero no os preocupéis, seguiremos con él un poco más adelante. En el anterior artículo dejamos en el aire qué son los Sistemas de Gestión Integrados, pero para llegar a eso primero tenemos que conocer qué normas ISO existen y conocer de qué trata cada una.

Fuente: Evolucionaconsultores

Hoy empezaremos con la ISO 14001. ¿De dónde viene esta norma?

La UNE EN ISO 14001 nace en los años 90 debido a que numerosos países comienzan a implantar su propia normativa en respuesta a la problemática ambiental que iba surgiendo.

Este hecho hace que la International Organization for Standardization (ISO), en la Cumbre de la Tierra de 1992 en Brasil, se compromete a elaborar normas ambientales internacionales.

De ese compromiso nace la familia de normas ISO 14000, las cuales establecen herramientas y sistemas para que cualquier organización pueda desarrollar sus procesos minimizando los daños a su entorno.

Por tanto, la ISO 14001 se puede definir como un modelo de Sistema de Gestión Ambiental cuyo fin es la estandarización de desarrollar una actividad junto a herramientas que protejan el medio ambiente.

Hay que resaltar que esta norma tiene carácter voluntario, pero es bastante recomendable, por lo que su implantación es a elección de cada empresa.

 

¿Por qué es recomendable establecer este tipo de normas?  

Las normas ISO requieren un compromiso de mejora continua, lo que implica utilizar de manera más eficiente tus recursos, procedimientos y actividades.

También, debes cumplir con la legislación y controlar más la gestión de los procesos que se llevan a cabo dentro de la empresa. ¿Por qué no hacer bien las cosas a la primera?

No hay que olvidar que estas normas mejoran la imagen de la empresa, me negareis que no queda mejor decir que la empresa es responsable con el medio ambiente. Sobre todo para aquellas empresas que, por la actividad que desarrollan, contaminan sí o sí.

Resumiendo, que cuando te llegue la factura de la luz, el gas o el agua, te vas a ahorrar un pico a la larga.

Si se decide llevar a cabo la implantación de la norma, hay que llevar a cabo las siguientes etapas:

Fuente: Normas-iso

Podríamos explicar punto por punto todo lo que aparece en la imagen anterior, pero para eso ya tenéis la norma. Así que, en resumen, la implantación de esta norma consiste en llevar a cabo un estudio del estado actual de la empresa y ver que comportamiento tiene respecto al medio ambiente.

Para todo ello, hay que establecer un compromiso por parte de la empresa y formar a los trabajadores. Además, hay que tener un registro de todas las mediciones, medidas preventivas, medidas correctoras,… Es decir, de todas aquellas actividades que se realicen.

Los registros son una parte importante del proceso porque, en el caso de que quieras certificar la empresa, es decir, que un organismo externo verifique que estás cumpliendo con los requisitos que la norma marca, la evidencia más objetiva que tienes son datos que hayas estados recogiendo de todas las actividades.


Cabe decir que esta no es la única norma de la dentro de la familia ISO14000, también podemos encontrar las siguientes normas:

  • ISO 14001:2004 Sistemas de gestión ambiental (SGA).
  • ISO 14004:2004 Sistemas de gestión ambiental. Directrices generales sobre principios, sistemas y técnicas de apoyo.
  • ISO 14020 Etiquetado y declaraciones ambientales.
  • ISO 14021, 14024 y 14025 Etiquetado Tipos II, Tipo I y Tipo III respectivamente.
  • ISO 14031:1999 Gestión ambiental. Evaluación del rendimiento ambiental. Directrices.
  • ISO 14032 Gestión ambiental – Ejemplos de evaluación del rendimiento ambiental (ERA).
  • ISO 14040 Gestión ambiental – Evaluación del ciclo de vida – Marco de referencia.
  • ISO 14041, 14042 y 14043 Gestión ambiental – Análisis del ciclo de vida.
  • ISO 14048 y  14049 Gestión ambiental – Evaluación del ciclo de vida.
  • ISO 14062 Gestión ambiental – Integración de los aspectos ambientales en el diseño y desarrollo del producto.
  • ISO 14069 Huella de Carbono en organizaciones.

En definitiva, que trabajando en una empresa, desde la más grande a la más pequeña, esta norma te ayuda a organizar tu negocio de una forma más eficaz para lograr tus objetivos ambientales.

Igual piensas que esto solo lo tienen las grandes empresas. Y no te equivocas, no del todo. Las certificaciones normalmente son costosas de mantener, y más cuando no está motivada la empresa. Sin embargo, está más que comprobado que la mejora de la imagen corporativa, sumado al ahorro y el beneficio que se alcanza a medio o largo plazo compensa, por muy pequeño que sea tu negocio.

¡Si tenéis alguna duda más sobre esta norma o queréis más información no dudéis en preguntarnos!

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s