Energía por un tubo

el

Noor 1 es como se llama el nuevo mega-proyecto de ingeniería en el campo de las energías renovables. Se ubica en Marruecos, muy cerca del desierto del Sáhara, y se trata de la primera fase (de tres) de la planta de energía solar más grande del mundo.

Fuente: World Bank

Es una planta termosolar, donde se emplean espejos para reflejar la luz solar sobre un tubo relleno de aceite térmico, y calentarlo. Este aceite, en su circuito cerrado, se encarga de elevar la temperatura del agua para transformarla en vapor de agua y así mover una turbina para generar electricidad.

Los paneles de este tipo están ganando terreno a los fotovoltaicos. Estos últimos ocupan menor superficie, sin embargo, en las plantas termosolares se puede aprovechar el calor remanente aun cuando haya atardecido. Marruecos pretende alcanzar para el 2020 el reto de que el 42% de su energía provenga de las renovables. Este país será el próximo anfitrión de la COP22, la conferencia sobre cambio climático que tendrá lugar en Noviembre de este año.

Sí, la planta puede verse desde el espacio. Y eso sólo es la primera fase. Fuente: NASA

Marruecos tiene el potencial geográfico y recursos suficientes como para cambiar el peso de su beneficio económico hacia, por ejemplo, la energía solar. Con la proximidad a uno de los desiertos más famosos del mundo, Marruecos juega con una ventaja notable frente a España por ejemplo. Ya en 1986, el físico Gerhard Knies hablaba del enorme potencial de los desiertos. En una hora todos los desiertos del mundo reciben energía suficiente como para proveer a la humanidad de energía durante al menos un año. El tema está en cómo se captura y distribuye toda esa energía. Si tienes la respuesta puedes ser el próximo Elon Musk.

Siguiendo con las renovables, parece que poco a poco desbancan a las fuentes de energía más “tradicionales”. Según reporta Bloomberg New Energy Finance, las energías renovables son cada vez mayores dentro de la economía estadounidense. Además, en el informe se aportan datos relacionados con la temperatura del planeta para los próximos 15 años. Si para este tiempo se pretende mantener la temperatura por debajo de los famosos dos grados, se necesita una inversión equivalente a lo que Estados Unidos se gasta anualmente en ayudas y préstamos para comprarte un coche nuevo.

PIB (GDP) en verde y el consumo energético primario en gris, con valores monetarios de 1990.

Parece mentira que el gigante norteamericano se esté volviendo cada vez más eficiente, pero según este informe, desde el 2007 el consumo energético ha caído un 2,4% a la vez que su PIB ha crecido un 10%. Y hablando de números, de aquí a 25 años, ¿cuánto va a costar? Tal y como remarca el informe de Bloomberg, no demasiado si lo comparamos con lo que se gasta actualmente en infraestructuras relacionadas con el carbón o el petróleo.

Resumiendo, nos encontramos con problemas de voluntad, pero nada de problemas económicos o tecnológicos.

Fuentes:

Renewable Energy is trouncing Fossil Fuels – The Huffinton Post

The world´s biggest solar plant takes important step forward – Grist

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s