Una de cal y otra de arena

el

Como todo en la vida, normalmente encontramos versiones diferentes de una misma realidad, una parte positiva y otra negativa, el ying y el yang, los Jedi y el Lado Oscuro… Que me lío.

Que vivimos en un mundo altamente contaminado no es nada nuevo para casi nadie. Se trata de una realidad con la que convivimos diariamente, en unas regiones con más problemas que en otras. Lo interesante de este tema es que no solo incumbe al ecosistema, al medioambiente, etc. Afecta a tu salud.

Son ya muchas décadas lidiando con estos problemas, sin embargo, estudios recientes marcan un punto y aparte en esta situación. Nos hemos coronado. Y es que según el estudio elaborado por el Instituto Oceanográfico de UC San Diego, EE.UU., se reporta que un rango mayoritario de los peces destinados a consumo están contaminados. Pero contaminados a lo grande, ya que las trazas halladas en las muestras se corresponden a los POP (Contaminantes orgánicos persistentes). Este tipo de contaminantes se corresponden a los que se encuentran en productos agrícolas como fertilizantes, pesticidas, etc.

A pesar del amplio alcance de los contaminantes por todo el globo, existen variaciones en la concentración dependiendo de la especie o región.

No es el único estudio que nos habla sobre el inmejorable estado de nuestros océanos. En el último informe del Foro Económico Mundial, se llega a afirmar que:

“Para 2050, habrá más plástico que peces en el mar”

Parece alarmante, pero de nuevo, no es ninguna novedad. Llevamos años tratando de resolver el enorme problema que suponen las islas de plástico. En la actualidad hay unos 150 millones de toneladas de plástico en los océanos. Si la cosa no cambia, esta cifra se duplicará en los próximos 20 años. Partiendo de la premisa del ritmo de crecimiento actual, para 2050 se superarán los 1000 millones de toneladas de plástico en los océanos. Para poder comparar esta cifra, en el artículo se habla de unos 1000 millones de toneladas de pescado AHORA.

Crecimiento global de la producción de plásticos entre 1964 y 2014. Fuente: PlasticsEurope. Gráfico: World Economic Forum. Visto en: Microsiervos.com

Con estas cifras cualquiera se marea. Sin embargo, somos todos unos expertos en esto de contaminar, aun conservamos el legado de más de cien años de contaminación por plomo, desde los inicios de la industria automovilística. Y si nos ponemos tiquismiquis, en el norte de la Península, la contaminación metalúrgica comenzó hace cerca de 5000 años.

Pero tal y como avanzo en el artículo, hay fugaz dulzor dentro de tanta noticia amarga. En el informe del Instituto Oceanográfico de UC San Diego, se registra un descenso de tres cuartas partes de la concentración de contaminantes en los peces a lo largo de los últimos treinta años. No está mal.

Los esfuerzos por reducir la contaminación presente en nuestros océanos y el resto del planeta, empiezan a dar sus frutos tímidamente. Aunque de forma global, la situación sigue estando muy jod***.

Más info en:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s