Australia, sólo tienes que decidirte

el

Así de simple han finalizado un artículo en la revista Nature un grupo de investigadores. Han elaborado un estudio analizando matemáticamente 20 escenarios diferentes en los que se puede conjugar medioambiente y crecimiento económico.

Dos escenarios posibles. Fuente: Nature

Desde que los humanos somos lo que somos hemos sacado beneficio del ecosistema que nos rodea sin pararnos a pensar demasiado en las consecuencias. Tan solo desde hace unas décadas nos estamos tomando seriamente el asunto. Sin embargo, el conflicto está siempre presente cuando se habla de llevar a cabo las medidas necesarias, y es que, cuestan dinero.

Ante el dilema del “quiero y no puedo” y el achuchón contínuo del cambio climático, se plantean tres caminos a tomar:

  1. El desarrollo tecnológico del ser humano logrará sobreponer la presión que sufre nuestro entorno sin que afecte al crecimiento económico.
  2. Las políticas que se tomen desde los gobiernos son las que conciliarán economía y medioambiente.
  3. Los límites tienen que venir de un cambio social de los valores.

En el estudio que os comentamos, han elaborado un análisis integrando comida, agua y energía, uso de la tierra, datos climáticos, etc. Además de incluir datos relativos a la riqueza del país. Con todo, se han planteado 20 escenarios.

Captura de pantalla 2015-12-19 a la(s) 21.14.02
El GDP mide la riqueza del país en bienes y productos. El GNI refleja los ingresos per capita de ciudadanos australianos. Todos los datos están actualizados al 2010. Fuente: Nature

El modelo tiene un alcance de 40 años, hasta el 2050 partiendo desde el 2010. Tal y como refleja la tabla en ninguno de los escenarios se plantea un decrecimiento económico que no se recupere a largo plazo. ¿Y qué incluyen estos modelos?

Contando con la tecnología actual, y sólo con una voluntad colectiva, se lograría eliminar la presión económica sobre los ecosistemas. En el ámbito energético, la aplicación de políticas que incentiven el empleo de fuentes de energía alternativas al carbono, o restrictivas de cara a la industria podría desencadenar un decrecimiento económico de un 20-30% en un corto plazo. Sin embargo, la recuperación económica se alcanzaría al poco tiempo (incluso aumentaría beneficios), considerando el modelo económico australiano, manteniendo condiciones similares a las actuales. Como te habrás percatado la política que se tome es fundamental, de ella dependerá si hay o no un cambio en el ecosistema.

Son las políticas más que el cambio de valores lo que puede determinar que Australia se convierta en un ejemplo mundial. En este estudio, afirman de hecho que si Australia sigue las pautas internacionales relativas al medioambiente, con el tiempo perdería competitividad en mercados más fuertes para el país, como es la minería, energía o los productos agrícolas.

Mina de uranio Ranger de Jabiru, en Northern Territory. Fuente: The Australian

Las decisiones políticas en asuntos como el empleo del agua pueden afectar al precio las licencias agrícolas. El consumo de agua a niveles actuales, genera estrés en las zonas de extracción, afectando a la física del suelo y por consecuencia, a todo el ecosistema originario. El artículo plantea que la reducción de un 4% del área de las plantaciones puede hacer variar hasta en un 200% el valor de las licencias.

Las políticas que se tomen son decisivas para tomar un camino sostenible. El modelo ha empleado tecnología actual, con modelos económicos actuales y con la opinión de los australianos ahora. Respecto a este punto se toman en cuenta las opiniones tomadas en una encuesta relativa al interés en el incremento de la temperatura en 2ºC debido al cambio climático.

En definitiva, Australia puede aliviar el estrés ambiental mientras disfruta de un crecimiento económico. Muchos de los veinte escenarios que se exploran en el artículo representan un progreso substancial en materia de sostenibilidad. Australia puede reparar sus ecosistemas dañados, restaurar áreas alcanzando incluso emisiones negativas de gases de efecto invernadero (almacenamiento de carbono, déficit emisión-absorción, etc). Sin embargo, ninguno de estos escenarios puede garantizar la sostenibilidad de la región o eliminar futuras amenazas al capital natural del país.

Sólo se puede decir que con estos modelos, se abre un abanico de oportunidades y riesgos que Australia puede afrontar, o no.

Para más información Australia is “free to choose” economic growth and falling environmental pressures

PD: Hablando de Australia… Nos hemos mudado!! Ahora mismo estamos en un avión camino de Sydney. Si queréis saber cómo nos va, visitadnos en Larga vida a la Aventura

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s