Piensa globalmente, actúa localmente

el

Este es el lema más utilizado por todas las campañas de reciclaje, transporte urbano o educación ambiental en general. Y, a priori, puede parecer vacío de contenido pensando: “Cómo narices se va a arreglar el cambio climático separando la basura”.

La Gran Manzana. Fuente: Pexels

Bueno, he de decir que eso ayuda, pero creo que es mucho más interesante, y también más inmediato, provocar el cambio en la ciudad. Son muchos los gobiernos municipales, con su pleno y alcaldes que muestran gran preocupación por el medio ambiente en general y el cambio climático en particular. Sin embargo, muchos creen encontrarse de manos atadas porque el gobierno central no se presta lo suficiente. Además, combatir las zonas con WiFi o declarar a la ciudades libres de transgénicos consume muchos recursos también.

Los gobiernos locales tienen la autoridad para regular dos de las principales fuentes de emisión de dióxido de carbono: los edificios y el transporte. De los ayuntamientos, y los gobiernos autonómicos, pueden depender los programas que incentiven la mejora de la eficiencia energética en edificios antiguos y por supuesto de nueva construcción.

Se puede empezar por regular mejor el termostato. O por mejorar la instalación de la caldera comunitaria, porque tener el piso para ir en bañador y tomar piñas coladas mientras en la calle llevas bufanda, no es de ser muy eficiente. Reducir la demanda de calor, aire acondicionado o electricidad provocaría un descenso brutal de la quema de carbón y gas natural.

Centro de Londres. Fuente: Pexels

En el tema de transporte, las acciones están claras: limitar el uso de coches convencionales. Pero, aunque el ayuntamiento no puede controlar el coche que te compres, sí puede controlar por dónde lo conduces. Adoptar zonas y periodos transitables, mejorar el carril bici, aumentar el número de calles peatonales, etc. Todos estos años buscando dónde construir nuevos parkings, cuando lo que tendríamos que haber hecho es todo lo contrario.

¿Por qué en la ciudades?

Aproximadamente el 54% de la población mundial vive en zonas urbanas. La ONU estima que para el 2050 este porcentaje pasará a ser dos tercios de la población. Las ciudades juegan un papel fundamental en el desarrollo del cambio climático.

El Instituto de Medioambiente de Estocolmo indica que, de tomar las medidas adecuadas por las ciudades durante cinco años, podría ahorrarse hasta un tercio del presupuesto mundial para el carbón. Para cualquiera familiarizado con la frecuente gestión disfuncional de los gobiernos locales, esto suena a fantasía. Sin embargo, y sobre todo a nivel europeo, las ciudades han ido reduciendo poco a poco sus inversiones en  los combustibles fósiles mucho más que los gobiernos nacionales o las zonas rurales.

El papel de la ciudad en el desarrollo del cambio climático en los próximos años es indiscutible. Aún queda la esperanza de que algunas grandes ciudades tomen la decisiones correctas.

Fuentes:

Cities could be big players when it comes to cutting carbon emissions – Grist.org

World’s population increasingly urban with more than half living in urban areas – ONU

Keeping cities green: Avoiding carbon lock-in due to urban development -Stockholm Environment Institute

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s