Un pedacito de la Tierra en Marte

el

¿Cómo creéis que podríamos llevarnos un pedacito de nuestro maravilloso hogar a Marte? O incluso mejor, ¿por qué querríamos llevarnos algo de la Tierra a Marte?

No hace falta ser un fuera de serie para saber que las condiciones ambientales del planeta rojo, no son las idóneas para que los humanos puedan empezar a funcionar allí. Pero a día de hoy conocemos la tecnología necesaria para hacer esto realidad. De hecho, la NASA ha escrito un artículo con las 9 tecnologías que emplearían realmente para visitar Marte y que, además, aparecerán en la película The Martian.

Y os podréis preguntar qué narices tiene esto que ver con el medio ambiente, ¿no? Pues sí y no. Tiene mucho que ver, ya que adaptar las condiciones ambientales de Marte para nuestra supervivencia es uno de los puntos fuertes si, en algún momento, queremos crear una base permanente en el planeta. Y en el futuro, quién sabe, la residencia de verano.

Os pongo en situación:

Marte tiene más superficie terrestre que todos nuestros continentes juntos, por otro lado, los altos niveles de radiación la esterilizan, las temperaturas rondan entre los -60ºC y 27ºC y la atmósfera es una fina capa de dióxido de carbono. ¿Cómo puedes sobrevivir bajo esas condiciones? Claramente no se puede, no sin un hábitat adecuado.

El Hábitat
El Hábitat

Actualmente existe un modelo de hábitat llamado HERA, en el ya se han desarrollado experimentos desde la ISS de cara a misiones futuras. Cuenta con numerosas estancias, con espacios de trabajo y módulos de higiene. Actualmente se puede habitar para unos 14 días, no parece mucho pero pretenden ser capaces de aumentarlo hasta 60 días. Por ahora su principal función es la de estudiar y recoger datos relativos a la salud humana, con vistas a misiones futuras.

El protagonista de The Martian planta patatas. En la ISS van por las lechugas, de momento.

Para permanecer una temporada en Marte habrá que estar al día con lo último en ingeniería agrícola. Hay que cultivar la comida. No se puede establecer una ruta constante de suministro de alimentos desde la Tierra. Hace unos días los astronautas de la ISS tomaron parte de la lechuga romana que estaban cultivando en la estación. Sí, el primer cultivo vegetal desarrollado en el espacio es una lechuga. Mediante lechos con los que sostener el cultivo, fertilizantes y el apoyo de leds rojos, azules y verdes, el sistema Veggie empieza a proporcionar la primera comida cultivada en el espacio.

El agua de la ISS está reciclada

Los primeros astronautas en pisar Marte no pueden salir con la cantimplora a por agua. Y tampoco se le podría enviar desde la Tierra, tardaría unos nueve meses. En la Estación Espacial Internacional cuentan con un sistema de recuperación de agua, tal y como lo resume uno de ellos, “el café de ayer es el de mañana”. Aquí no se desperdicia nada, ni sudor, orina o lágrimas. Todos los líquidos se filtran para hacerlos potables de nuevo. Este tipo de tecnología también se ha empleado en la superficie de nuestro planeta, bien para llevar agua a zonas con escasez o en situaciones de catástrofe natural.

Si hacemos recuento tenemos el refugio, la comida y el agua. Parece que ya está pero en Marte no hay oxígeno suficiente como para poder respirar. El método que se emplea principalmente para la generación de oxígeno es mediante electrólisis. Simplificandolo mucho, consiste en añadir electricidad al agua para separar el hidrógeno y el oxígeno. Sin embargo no es que nos sobre el agua, así que aquí se recicla todo, incluso la atmósfera.

Paneles solares de la ISS

Y para terminar, necesitamos energía para que todo funcione. Y en este caso la solución es muy práctica, aunque no muy popular: paneles solares y energía nuclear. La energía fotovoltaica junto al empleo de RTG (Radioisotope Thermoelectric Generators ) son las dos fuentes principales de energía en el espacio, así que también funcionarían en una futura misión a Marte.

Todo lo que explica la NASA es tecnología con la que contamos actualmente. Por lo que, en cierto modo, es viable una misión a Marte. De hecho, la pronostican para el 2030.

Actualización: Igual no es tan pronto como han pronosticado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s