La casa de tu pueblo será tendencia

el

Seas de pueblo o no, todos sabemos qué encontramos en las casas de zonas rurales. Muros gruesos, ventanas pequeñas e incluso pintadas de blanco en muchas zonas del Mediterráneo. Frescas en verano, cálidas en invierno. Más o menos así, ¿no?

¿Y si te digo que vas a querer replantearte tu inversión urbanita para irte a una de estas casas?

La Universidad de Bath ha elaborado un estudio en el que explican que el modelo de edificio basado en el vidrio no se sostiene por ningún lado.

El vidrio es uno de los materiales más ineficientes en cuanto a transmisión de calor se refiere, lo que lo convierte en un material nefasto para la construcción.

Para ubicarnos. El U-Value, es el valor utilizado para medir la pérdida de calor según el grosor del material, para un triple acristalamiento tiene un valor de 1.

Si lo comparamos con un muro de ladrillos muy básico, tiene un valor de 0.35. Para un muro aislado correctamente, un 0.1 aproximadamente

Claramente una ventana enorme puede salir muy cara. El vidrio no es muy recomendable si nos preocupa la factura a final de mes.

Los edificios están hechos para permanecer en su sitio por mucho tiempo, por lo que un cambio en el clima puede ser algo a tener en cuenta.

El mundo es cada vez más cálido y los fenómenos extremos más comunes.

Pero, ¿ha cambiado algo en este aspecto? No voy a hablar de Calatrava, pero edificios como la Torre Agbar en Barcelona o el Burj Khalifa en Dubai están recubiertos de acero y vidrio. La tendencia del vidrio en los rascacielos más famosos del mundo ha seguido creciendo.

El edificio más grande del mundo consume el equivalente a 360.000 focos de 100 vatios cada uno. Una buena parte se la lleva el aire acondicionado.

Este es un ejemplo patente de cómo el modelo de construcción no se adapta a las circunstancias locales. Con esto no quiero decir que copies el modelo de una casita en Peñíscola. Pero si construyes en mitad del desierto, no es buena idea edificar un invernadero gigante.

En 2003, durante la ola de calor que sufrió Europa fallecieron más de 70.000 personas. En muchos casos uno de los motivos fue la baja adaptabilidad de la mayoría de edificios para este tipo de circunstancias.

Casas bajitas, frescas, con ventanas pequeñas y con métodos pasivos para regular la temperatura o luz, son los elementos necesarios para adaptarnos a un clima que cambia progresivamente.

Es cierto que no se puede coger este diseño y exportarlo por todo el mundo. Sin embargo, es posible tomar los elementos que resulten más útiles para cada situación

El empleo de tecnología como en el caso de las Smart City, puede ser una solución.

Fuentes

The Conversation – Climate change means we can´t keep living and working in glass houses

The U-Value

University of Bath 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s