¿Qué son las Smart City?

el

Las Smart Cities es el nuevo concepto tecnológico aplicado al ámbito urbano. Pasa a convertirse en una solución tecnológica para las ciudades sostenibles.

Son las ciudades inteligentes, tal y como su traducción nos indica. Mediante el empleo de todo un ejército de sensores repartidos por el casco urbano, el Internet de las Cosas aporta datos que ayudan, de algún modo, a monitorear la ciudad.

Algunos de sus objetivos son mejorar la calidad de vida, reducir el coste energético o aplacar el impacto medioambiental.

 

La Smart City, como las ciudades sostenibles, hacen hincapié en la necesidad de integrar a las personas y el medio ambiente. En este caso sustentada en el empleo de la tecnología. Foto: Construcción21

 

La obtención de una cantidad masiva de datos no aporta mas que quebraderos de cabeza. Diferentes sistemas interactúan unos con otros, intercambiando datos en para elaborar un sistema más sencillo de analizar, conocido como el M2M (máquina a máquina).

El foco de aplicación de M2M se ubica en los entornos relacionados con la telemetría y telecontrol. Una vez el conjunto de datos son procesados por el sistema M2M, se procede a una evaluación de la situación que se está dando en el punto de control de los sensores. Es aquí cuando puede entrar el factor humano, el famoso análisis del Big Data.

Se debe enfatizar el puede, ya que en ciertas ocasiones es un sistema inteligente el que aplica una medida correctora, y no un ser humano.
Los avances tecnológicos configuran un escenario  que facilita la integración de las máquinas en los procesos empresariales y administrativos, de forma que habilitan un nuevo contexto para su mejora y optimización.

 

Los ciudadanos no quedan fuera de esta idea, ya que a través de cualquier terminal conectado a la red, puede acceder a este tipo de datos, o información ya procesada, a través de aplicaciones o sitios oficiales de la administración que lo gestiona.

Por ejemplo son útiles para conocer el estado del tráfico, las plazas libres de aparcamiento, estado del aire, de las playas, medicina o logística. Antes hemos mencionado que es la administración local competente la encargada de gestionar esta red de datos.

Esta idea es fundamental, ya que la gestión última de una ciudad la lleva a cabo su ayuntamiento, sin embargo, es el impulso y la innovación de las empresas privadas las que dan el salto hacia este concepto tecnológico de ciudad.

 

¿Son todo ventajas?

La idea de que hayan sido algunas empresas privadas quienes impulsasen esta tecnología y modelo de ciudad (como por ejemplo Telefónica) ha generado rechazo por ciertos sectores de la población, temiendo que se privatizaran servicios públicos.

Sin embargo, la voluntad política y la legislación contra este tipo de actividad es fundamental.

Evitar este tipo de irregularidades pasará por una política que proteja los servicios para la ciudadanía de intereses privados.

También existe el temor a un asalto a la privacidad de los ciudadanos.

Hay ciertos sectores que manifiestan su rechazo a este tipo de tecnología, por miedo a perder su privacidad o anonimato en espacios públicos. Actualmente es complicado conservar dicha privacidad, ya son muchas las ciudades que cuentan con cámaras de seguridad, siendo algunas de carácter privado.

Sin embargo la legislación para la protección de datos es un respaldo para todos aquellos que teman un acceso no controlado a su información personal.

Otro inconveniente que plantea una ciudad sostenible como Smart City es el riesgo de hackeo. Si una persona accediera al sistema de gestión de una ciudad inteligente, podría llevar al caos dicha ciudad temporalmente.

A pesar del miedo que suscita esta idea, el blindaje de seguridad informática con el que cuentan estos sistemas es muy elaborado, lo cual dificulta enormemente este escenario.

La idea de que las ciudades inteligentes responden ante necesidades como:

  • el incremento demográfico
  • la demanda energética y de recursos
  • mantenimiento de ciertos parámetros de sostenibilidad social, económica o ambiental.

Siempre y cuando, su aplicación se adecue a los requerimientos específicos de cada ciudad.

También queda presente el concepto de la resiliencia frente al cambio climático, el video ilustra muy bien esta idea de adaptación al clima para ser capaz de responder eficazmente.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Juan Castro dice:

    Mi Smart City

    Un saludo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s