Ciudades sostenibles

el

Antes de comenzar el post queríamos disculparnos por la prolongada ausencia. Hemos tenido alguna dificultad técnica y más de una académica, así que no os penseis que estábamos de parranda. Sin más…

Una ciudad sustentable o sostenible (os ponemos los dos términos porque “sostenible” está muy explotado por los ecologuays), es una ciudad diseñada teniendo en cuenta el impacto ambiental para su entorno, el desarrollo de actividades económicas y a los ciudadanos, es decir, desarrollando el concepto de desarrollo sostenible definido en Rio 92. ¿Pero por qué ciudades?

Captura de pantalla 2015-04-12 a la(s) 13.42.41Se estima que más del 50% de la población mundial reside en ciudades o áreas urbanas, y Naciones Unidas prevé que este porcentaje ascenderá hasta un 70% para el 2050.

Las ciudades apenas ocupan el 2% del territorio, pero consumen entre el 60 y el 80% de la energía y emiten más del 75% del carbono. Las 300 metrópolis más grandes del mundo representan el 19% de la población mundial y casi la mitad del PIB mundial.

¿En qué cambia una ciudad sostenible frente a otra convencional?

El modelo urbano se encuentra ligado al desarrollo económico que experimente la ciudad. La tendencia de las principales urbes es hacia un desarrollo vertical. La concentración humana en un espacio más reducido favorece la movilidad entre diferentes puntos de interés para el ciudadano. También se reduce el uso del suelo urbano, pudiéndose aprovechar para uso agrícola o ganadero. Ojo, esto no significa que metamos los espacios de cultivo dentro de las ciudades ENLACE.

Un ejemplo de las ventajas que puede presentar esta apuesta de cara al futuro, es la de evitar situaciones como la de la pérdida del 90% de la huerta zaragozana en aras de una expansión urbanística

No todo tiene que ver con una edificación vertical agresiva. En muchos casos, simplemente consiste en aplicar una ordenación territorial coherente con el espacio geográfico que ocupa la ciudad. Una presencia mayor de los espacios verdes (actualmente suponen entre un 5-10%) implicaría numerosas mejoras, como por ejemplo un microclima más agradable, barreras naturales contra eventos extremos o la mejora de la salud pública.

Las personas quieren vivir en ciudades con más espacios verdes, más seguras, más sostenibles y en definitiva, con mayor calidad de vida. Pero uno de los mayores retos es cómo integrar todo esto con el modelo económico o cultural de la población.

¿Cuales son los tres puntos fuertes de la ciudad sostenible?

La construcción sostenible provee a la ciudad de la infraestructura necesaria para desarrollar diversas oportunidades que demuestren un compromiso hacia la sostenibilidad. Aspira a satisfacer las necesidades actuales de vivienda, entornos de trabajo e infraestructuras sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer sus propias necesidades.

Incorpora elementos de eficiencia económica, desempeño ambiental y responsabilidad social y contribuye a, en mayor medida, cuando considera también la calidad arquitectónica, la innovación técnica y la posibilidad de transferir los resultados.

La movilidad es uno de los grandes quebraderos de cabeza del nuevo modelo de ciudad. Generalmente se pasa mucho tiempo pensando sobre la infraestructura de transporte, pero el mejor plan de transporte es un plan de aprovechamiento del espacio.

La idea es que si  se utiliza el espacio correctamente, todo está más cerca y no se tiene que destinar esfuerzo, dinero y energía en diseñar infraestructura. Si no se usa el espacio correctamente, no importa la inversión que se haga, no se solucionará el problema.

La apuesta por fuentes renovables de energía para las ciudades sostenibles es clara. La demanda energética de la ciudad sufre un ascenso muy pronunciado, que actualmente está afectando a la sostenibilidad de la misma.

Instalaciones de micro-cogeneración para pequeñas comunidades, la obtención de biogás a partir de la depuración de aguas residuales, calderas de biomasa para la calefacción de edificios o el alumbrado público dotado de instalaciones microeólicas o fotovoltaicas, son algunos de los ejemplo más significativos.

Ya hay algunos ejemplos de ciudades sostenibles, o al menos que se acerquen al concepto. Está por ejemplo Adelaide en Australia, o Copenhague en Dinamarca. En España tenemos a Bilbao o Málaga apostando fuerte por esta tendencia.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s