El Teide

el

Hoy comenzamos una nueva tanda de posts, porque este tema da para mucho. Pretendemos ir hablando poco a poco de los paisajes que puedes encontrar si te mueves por la geografía española.

En principio vamos a ir hablando de los lugares que conocemos, vamos a comentar su origen, cómo identificarlos y qué uso se les da.

DSC_0098
Para la próxima os cuelgo una foto desde arriba, esta vez no pudo ser.

Para estrenarnos lo queremos hacer con un lugar un tanto especial, el parque con el pico más alto de España, el Teide.

Por si no os habíais enterado el Teide es un volcán, y además uno de los más grandes del planeta. Se encuentra en una de las zonas de vulcanismo activo de nuestro territorio, el archipiélago canario y La Garroxta. Existen elementos geomorfológicos característicos del paisaje volcánico como barrancos, pitones o lavas recientes. Sin embargo el castigo de los elementos han modelado por completo la isla, creando espacios singulares de especial belleza.

Si os dejais caer por Tenerife (o ya sois de allí), podréis comprobar que todo el paisaje de la isla está determinado por el volcán. Pero, ¿cómo se originó el Teide?

Primero hay que partir de la localización geográfica, el archipiélago canario se ubica sobre un punto caliente, esto conllevó hace más de diez millones de años la expulsión de lava al océano Atlántico, de tal modo que su acumulación terminó dando lugar a la isla. Su formación como techo de España se inició hace 170.000 años, cuando se produjo el deslizamiento de la anterior estructura volcánica.

Con anterioridad la isla estaba compuesta por tres volcanes, los cuales quedaron sepultados por sucesivas erupciones. Las erupciones más recientes han ido sucediéndose alrededor de la base del Teide, ya que le costaría mucho a la lava alcanzar el punto más alto.

Estas erupciones han creado dos ambientes muy marcados en la isla elevando notablemente la altitud del norte de la isla frente a al sur. Y además de conocer que las últimas coladas de lava que expulsó el volcán solidificaron en la zona de La Laguna, viajando por la autovía que cruza la isla podrás ver cómo cambia la vegetación y el relieve, dando lugar a un paisaje completamente diferente ubicado dentro de la propia isla.

Las corrientes que descargan agua en la isla suelen provenir desde el N-NW, y lo primero que se encuentran es la pared de roca que conforma el relieve del norte, este es más pronunciado que en el sur, por lo que por el efecto Föhn es una de las variables que marca el paisaje de la isla. De aquí surge un evento espectacular conocido como el mar de nubes.

Además del contraste norte-sur, la variedad de ecosistemas en la isla también se ordenan estratigráficamente.Captura de pantalla 2014-12-30 a la(s) 20.07.50

Toda la franja amarilla la componen matorrales, plantas de escasa altitud y resistentes al sol y la sequía. En la misma franja y en la región SW (entre Marazul y Puerto de Santiago) puedes encontrar unas enormes plantaciones de plataneras que terminan encontrandose con otra de las regiones más impactantes de la isla, el Acantilado de los Gigantes, donde comienza uno de los relieves más escarpados a lo largo de trece kilómetros aproximadamente, con un valor geológico y marino muy alto.

Acantilado de los Gigantes
Acantilado de los Gigantes

El bosque termófilo y laurisilva se dan la mano en la región estratigráfica, ocupando gran parte del norte de la isla. Este tipo de vegetación es la que ocupa gran parte del Parque Natural de Corona Forestal, que recoge el Parque Nacional del Teide, que recoge elementos de alto valor paisajístico como el volcán de Las Arenas o la Caldera de Pedro Gil.

SAM_3778
La Cañada del Teide

La región que ocupa el pinar es la última antes de toparnos con la alta montaña, y allí, a pesar de la escasez de vegetación, la belleza no termina. La formas geológicas formadas por el volcán o los efectos climáticos aportan al paisaje de un encanto marciano. Un ejemplo es la Cañada del Teide.

El negro de la piedra volcánica mezclados con el rojo del hierro y algún toque amarillento del azufre, son la paleta de colores que predominan camino del fin del cono.

¡Al fin acaba este pedazo de post! Se quedan muchas cosas en el tintero y muchas pueden ser mejor contadas. Si te apetece colaborar con alguna aportación déjala por ahí debajo 😉

 

¡Si has llegado hasta aquí os deseamos un feliz 2015!

Fuentes

UCLM

Ministerio de Fomento

Fauna y flora

Pangeados

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s