¿Qué pasa cuando tiras de la cadena?

el

En estas fechas tan señaladas, un post de estas características igual no se encuentra apropiado. Sin embargo, con la cantidad ingente de comida que preparamos durante las navidades, al final tendrá que salir por algún lado, ¿no?

Por suerte o desgracia no todo lo que se tira al retrete es tan escatológico. Es bastante común que muchos tiren papeles de cualquier tipo, restos higiénicos o incluso medicamentos caducados.

Además del uso innecesario que hacemos muchas veces del agua de la cisterna, que por cierto, es potable, ¿sabemos que pasa con lo que tiramos?

Lo que ocurre con las aguas residuales es un proceso algo extenso, por ahora veremos que ocurre antes de llegar a la planta de tratamiento. Sí, hay una instalación que trata tus micciones antes de soltar el agua al cauce más cercano.

En primer lugar una recomendación, cuando hagas uso de tu cisterna, baja la tapa. Puede que sea una discusión frecuente con tu chica, pero en este caso los motivos son más sólidos. Según el doctor Charles Gerba, en 1975 publicó un estudio en el cual indicaba que al tirar de la cadena se genera un movimiento en el agua que provoca pequeñas gotas de agua que se dispersan por tu baño. Estas gotas se mantienen en suspensión al menos dos horas y, finalmente, acaban en tus paredes, toallas o cepillos de dientes. Y claro, estas microgotas van cargadas de bacterias.

funny-alone-girl-bacteria-organism
¿Te sientes solo?

Tampoco hay que alarmarse por esto. A pesar de todo,tu cuerpo esta ahora mismo cubierto de millones de microorganismos, muchos de ellos viven de forma habitual en tu piel. Seguramente hayas pasado por lugares más guarrindongos a como puedas tener tu baño.

Tras este apunte, el agua del wáter, con sus cositas, va a parar a la red de alcantarillado público. Siempre y cuando hablemos de núcleos urbanos grandes se contará con este tipo de infraestructura, sin embargo, para pequeñas poblaciones la gestión de aguas residuales varía respecto a lo que se comenta en este post.

Dicha red está compuesta por túneles que se colocan bajo la ciudad, estos alcanzan dimensiones considerables, capaces de abarcar el caudal máximo previsto para las horas de mayor afluencia, esto quiere decir, las horas a las que la gente llega a su casa. Con secciones de hasta tres o cuatro metros algunos técnicos de plantas residuales se han llegado a encontrar coches pequeños (arrastrados por fuertes lluvias) o incluso crías de hipopótamo, que han llegado a colarse por los desagües.

Para que el agua termine llegando a la planta, la cual se sitúa a las afueras de la ciudad, se busca que haya cierto desnivel para que la gravedad haga su trabajo, sin embargo, lo más común es que se necesiten bombas en puntos concretos. Además de bombas, a lo largo de la red de conductos se colocan puestos de control para la comprobación de caudal sobre todo.

Una vez llega a la planta de tratamiento, el aroma es lo mejor, os lo puedo asegurar. Normalmente acaban en una enorme piscina, un tanque en el que se homogeneizan las características de todos los conductos que confluyen en la planta.

La rotación del eje permite que por la forma del tornillo, arrastre objetos o, ente caso, agua.

Lo más común es que haya que hacer pasar el agua por algún que otro desnivel, tanto en el recorrido como al llegar a la propia planta. Como aún no han inventado ascensores de agua, emplean tornillos de Arquímedes.

 

Por hoy ya esta bien, os dejo que disfrutéis de vuestras cenas y comidas. Espero no haberos quitado el apetito.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s