Vacas con pañales y directivas abusonas

el

La Unión Europea no deja con más opción a los ganaderos europeos, los tiene entre la espada y la pared, y es que resulta que de aquí en adelante vamos a ver a las vacas pastando con pañales.

Marc Muelle/EPA
Marc Muelle/EPA

Parece cachondeo, ¿verdad? Pues según The Guardian un campesino bávaro ha tirado de ingenio en una protesta contra la directiva de la UE que prohíbe los fertilizantes en las colinas con una pendiente superior al 15%. Y no, no es una parodia alemana de “Granjero busca esposa”.

La directiva en cuestión, señala (entre otras indicaciones) que la zonas de laboreo con una inclinación superior al 15% de pendiente, no pueden ser fertilizadas debido a la consideración  de zonas vulnerables a los nitratos.

Esta vulnerabilidad viene dada por el lixiviado de fertilizantes o por escorrentía, contribuyendo a que acuíferos y cursos de agua queden contaminados.

La contaminación por nitratos de acuíferos o cursos de agua ocurre generalmente cuando algunos agricultores piensan, erróneamente, que echando más fertilizante de lo recomendado obtendrán un mayor rendimiento del cultivo. Esto no ocurre así, debido al consumo que realiza el cultivo de nitratos u otros componentes del medio.

La verdad es que es un verdadero problema este tipo de contaminación de las aguas, especialmente si están destinadas a su consumo (por tonterías como ponerte azul). La desnitrificación es toda una historia en las plantas de tratamiento, sobre todo cuando es fácilmente evitable tomando simples precauciones.

En esta ocasión parece que se ha producido un error de interpretación, ya es que no se prohíbe el pastoreo en zonas de pendiente.

La preocupación del ganadero Johann Huber es clara, a pesar de que se le permite el pastoreo en zonas de pendiente, va a tener que estar al loro de cuantas vacas mete por hectárea, ya que la UE lo reguló en su momento, estableciendo un desarrollo sostenible en aproximadamente dos vacas por hectárea.

Puede que no le haga gracia, pero es un problema serio en el que también sufre un daño el ecosistema, derivando espacios lagunares en hábitats muertos por eutrofización.

En este caso, las zonas de pendiente suponen unos espacios de riesgo para la contaminación por nitratos debido a la escorrentía, y da lo mismo si hablamos de agua o acumulaciones de suelo erosionado. La directiva es clara y, lo más importante, vinculante. Por ello, Reino Unido ya se ha puesto las pilas y ha establecido la pendiente en un 12%.

Este granjero tendrá que poner pases VIP a sus vacas o armarse de paciencia en la lavandería.

Fuente: The Guardian

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s